Por que el titulo es "Lo obvio nunca es"?

Porque siempre saltamos a conclusiones antes de escuchar todas las versiones, hacer todas las preguntas y analizar todas las respuestas...

Por que lo que es obvio al principio es solo la primera capa, el sintoma, la alta temperatura del sistema, pero no la raiz del asunto (la infeccion), y para solucionar un problema solo se logra si encontramos la verdadera raiz, o seguiremos consumiendo aspirinas tratando de curar un cancer...

No todo lo que nos preocupa es un cancer, pero si no nos deshacemos del mal pensamiento cuando es lagartija, cuanto mas le demos vuelta mas veremos como se convierte en un dinosaurio, y lagartijas de ese tamaño son un poco mas dificiles de eliminar.

martes, 3 de julio de 2018

Notas desde el insomnio, primer martes de Julio

Todo cumple con una función dentro de nuestro aprendizaje, incluso el dolor, sobre todo el dolor... Honro cada suceso en mi vida que me ha hecho más fuerte, más humana, más empática, a veces más cabrona, otras veces más sensible, a veces una loca histérica, a veces una fiera herida que no deja que se le acerque nadie, a veces más sincera y muchas veces más auténtica, más cercana a la que soy y a la que siempre supe que sería pero no encontraba cómo! Agradezco a quien se fue, porque yo no me hubiera ido aunque la vida juntos no fuera buena. Agradezco a quien traicionó mi confianza porque me mostró su verdadera cara y falta de valor y entendí que si aceptaba eso entonces la que me engañaba era yo. Agradezco al hijo que a través de su dolor y jornada de autodescubrimiento me ha enseñando cuánto puedo amarlo incondicionalmente. Agradezco a la hija que al pararse y defender su opinión me ha retado porque es tanto o más determinada y más independiente que yo y eso me hace admirarla y a la vez temblar de miedo pensando que ya está lista para enfrentarse al mundo allá afuera y tomo consciencia de que para mi niña ya no soy indispensable y puede volar perfectamente sin mí. Agradezco a mi casi-adolescente que me recuerda que duele más una mirada herida y el silencio en la boca de un ser querido, que mil palabras hirientes de la boca de alguien más. Agradezco a cada persona en mi camino, porque ha sido un maestro y ha venido a enseñarme a estar en contacto con mi emoción y mi intuición, porque a pesar de que moría de miedo en su momento ante cada situación de posible pérdida real o imaginaria, el tiempo me ha demostrado que la lección más grande es aprender que todo pasa y todo pasa por algo, y que uno no puede perder lo que no es suyo y que lo único terrible es perderse a uno mismo intentando ser o vivir la vida de alguien más... Dice mi sensei sicóloga que el dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional... Resulta que al menos en mi caso ya entendí que el sufrimiento solo es una fase momentánea que me recuerda cuan vulnerable estoy al entregar mi poder al otro, sea hijo, pareja, pariente o vecino en quien confiaba, porque nadie me puede hacer llorar si yo no lo permito, nadie me puede mover de mi centro si yo mantengo la fe en que Dios tiene un plan mejor que el mío, para mi y para los que me rodean. Pero el regalo que más agradezco del sufrimiento, es cada alma que ha estado conmigo en un pedacito del camino, cada ser humano que se sentó a mi lado y me acompañó mientras yo lloraba o hacía corajes o me culpaba, o me autojustificaba. Agradezco a cada alma que me apoyó con su oración o su presencia o su testimonio de vida, y que me permitió ver su particular punto de vista para yo poder encontrar el mío, hasta entender que el otro es otro y no puedo esperar que razone ni sienta como yo, simplemente porque como diría Byron Katie: el otro no es yo. Y esa es la lección más grande de todas! Y cuando entiendo eso, el sufrimiento acaba y el dolor desaparece, y todo está bien, y como dice una amiga muy querida: todo es perfecto como es.

jueves, 28 de junio de 2018

Entonces, Cuéntame: Cual Es La Lección En Esto Que Te Pasó?

Porque de todo hay algo que aprender, y en cada cosa que nos pasa hay una lección. Conozco gente que ha ido al infierno y regresado, y ahora son los maestros más grandes precisamente porque saben lo que se siente haberlo tenido todo, haberlo vivido todo, haberlo perdido todo. Cada quien vence diariamente sus propias batallas, de las que nosotros no tenemos ni idea. Cada quien tiene un monstruo personal al cual vencer, llámese depresión, ansiedad, dependencia o adicción a una sustancia (drogas, comida, azúcar, batidos energéticos o jugos verdes...) persona (padre, hijo, hermano, pareja, expareja, la vecina, el compañero de trabajo) o actitud (como a autojustificarse, victimizarse, tener el control o a tener la razón, por ejemplo). Como dice la canción: afuera nada existe, solo adentro... La batalla no es afuera, sino adentro de nosotros mismos, y podemos elegir salir de ahí agradecidos por lo que tenemos hoy, o enojados porque no tenemos lo que creemos merecer. Lo mágico es que siempre podemos elegir, siempre

El cambio ocurrió cuando aprendí a aceptarme como soy

Y resulta que la persona que descubres cuando te das la oportunidad de conocerte de verdad, es todas las cosas que soñaste en la pareja perfecta: leal, divertida, ocurrente, con montones de facetas interesantes que descubrirle! Y es entonces cuando empieza la magia, porque cuando tú te aceptas y te amas INCONDICIONALMENTE, el resto del mundo empieza a aceptarte también, y con su libre albedrío pueden decidir también amarte o no, y entonces tú permites que el que se quiera quedar, se quede, y el que quiera irse se vaya, porque tú ya no estás dispuesta a negociar por menos, cuando ya sabes quién, qué y cómo eres... Pero eso solo ocurre cuando decides aceptarte, amarte y respetarte para el resto de tu vida, con un compromiso mayor al que tendrías con cualquier otra persona, porque para empezar, tú no eres cualquier persona! Eres el cúmulo de rarezas y virtudes y defectos que te hacen únic@ e irrepetible y fabulos@, por favor recuerda eso este día, y el siguiente, y el siguiente...

sábado, 6 de enero de 2018

Notas sueltas sobre las crisis

A través de la vida vamos cruzando diversas situaciones que en su momento pueden parecernos crisis o casi el fin del mundo, y que nos cambian totalmente la dirección de nuestro destino. 

Así se siente descubrir una infidelidad, la muerte de un ser querido, un despido repentino de un trabajo, descubrir que un ser querido usa drogas, un diagnóstico de cáncer o un encarcelamiento, por ejemplo...

Viene la primera etapa del shock, incredulidad, enojo, dolor y sentirte víctima del otro u otros de tu entorno, o víctima de la situación.

“Como me pudo haber hecho esto a mi? A MI, que lo amaba tanto, y se lo demostré de mil maneras?” Nos preguntamos al descubrir una infidelidad. 

“Cómo puede haberme fallado así, yo que esperaba tanto de él?, si le di todo para que fuera exitoso!” Cuando descubrimos que un ser querido usa drogas. 

“Cómo me pudo haber dado cáncer (o diabetes, o un infarto) a mí que no fumo, no tomo y me alimento sanamente?”.

Esta etapa que puede llevar días, meses o años, luego da paso a una etapa diferente, que es la búsqueda de una explicación racional: cuestionarte qué fue lo que hiciste mal, qué es lo que pudiste haber hecho diferente para que no sucediera, y todo se centra en todo lo que has hecho y que no has hecho, y, al menos en mi caso, esta es la etapa más difícil porque es cuando hay que dejar la auto justificación de lado y empezar a ver las cosas como realmente sucedieron.

Dice mi tía Chabe que en todas las historias hay tres versiones: la tuya, la mía y la que de verdad pasó. Es en esta etapa donde verdaderamente tenemos que buscar las tres versiones para entender la foto completa y sólo entonces poder avanzar otro paso para salir de la crisis.

El punto es que a veces nos quedamos estancados en la búsqueda de respuestas, porque las que tenemos no nos satisfacen de acuerdo a nuestro modo de pensar actual, y tal vez, solo tal vez, ahí es donde está la respuesta: 

Resulta que estoy juzgando la situación desde MI punto de vista, con mis valores, con mis principios, con la idea de cómo yo me hubiera comportado si fuera el otro, pero en realidad eso es la fantasía y el “atore” mas grande, porque el otro es otro y tiene sus propios problemas, sentimientos, valores y principios o falta de ellos y nunca pudo haber actuado diferente porque no es su esencia y cuánto antes entendamos esa parte, más rápido podremos movernos a la siguiente etapa, que es la acción. 

Ahí es donde entonces podemos tomar nota de las lecciones aprendidas y qué vamos a HACER en adelante, ya sea para no repetir patrones, o para no permitir que las situaciones lleguen a crisis si empezamos a ver señales.

Si el hijo empieza a llegar tarde a casa, en condiciones raras, o nos “saca la vuelta”, hay que averiguar qué está pasando, con quién se junta, qué cambios ha habido, qué ronda en su cabecita joven?

Si la pareja se enfría, deja de buscarnos, se “desaparece del radar” por lapsos de tiempo sin explicación, hay que poner atención a las palabras que nos dice cuando está con nosotros, empezar a escuchar lo que nos dice nuestra intuición y a ver la relación como un todo, no solo nuestro lado, y aceptar que la gente cambia con el tiempo, el otro puede haber dejado de amarnos, o tal vez nunca nos amó como nosotros pensamos.

Si nuestro cuerpo nos dió gastritis y no prestamos atención, nos dió una úlcera y no hicimos caso, cómo estamos esperando que un omeprazol nos evite que el cuerpo empiece a protestar e incluso a gritarnos síntomas de enfermedades más graves?

Si ahí estaban las señales todo el tiempo, cómo es que no las vi? Y la respuesta es: porque no las quise ver, porque en ese momento no estaba preparada para enfrentar la realidad, y hundí la cabeza en la arena y me dije que no era posible lo que estaba viendo, por lo tanto no lo acepté, e inventé mil razones que me dijeran lo contrario a lo que estaba mirando, acallé mi intuición y decidí inconscientemente quedarme en la negación, porque era más fácil eso, que aceptar que podía perder a la pareja, al hijo, al trabajo o a la salud. 

Si lo niego suficiente, haré que desaparezca la duda y la situación. 

Excepto que no desaparecen, y solo postergamos lo que hará crisis de cualquier manera, lo aceptemos o no...

El infiel fue infiel, el familiar usó drogas, el cuerpo está enfermo, y negarlo no me ayuda a solucionar nada.

Soluciono cuando soy valiente y enfrento, cuando escucho mi intuición y la sigo, cuando veo la situación y no me hago víctima, cuando tomo responsabilidad de mis actos, cuando le enseño al otro que mi valía está en ser fiel a mi misma y que no acepto mentiras ni me engaño, cuando escucho mi cuerpo y lo nutro y lo atiendo.

Soluciono cuando decido por mí, y no “por otros, a pesar de mí”...

Soluciono cuando soy YO y reconozco y acepto que he vivido incongruente queriendo complacer o controlar a otros y en ese proceso dejé mi bien-estar a un lado.

Soluciono cuando recupero mi poder al aceptar que yo soy responsable de mi felicidad, de mi desdicha, de mi salud, de mi enfermedad.

Soluciono cuando acepto que la crisis no fue el fin del mundo, sino el inicio de un mundo nuevo para mí, si es que entendí la lección.

domingo, 31 de diciembre de 2017

Cierre del 2017

Lo más importante que me ha pasado este año ha sido darme cuenta de que Dios me ama, y de las señales de su presencia en mi vida. 

Cuando no sigo las señales y hago mi voluntad sin consultar mi intuición, me equivoco y sufro y mi energía se estanca.

Cuando sigo esas señales, todo fluye y todo está bien y las circunstancias me van llevando a una situación mejor cada día. No han sido tiempos fáciles, pero aún asi han sido llenos de bendiciones y enseñanza.

Agradezco profundamente el aprendizaje de este año “confía en tu intuición, todo será revelado” y “trabaja en ti misma y todo a tu alrededor estará bien”.

Estoy consciente de que soy un trabajo en proceso, pero cada día es más fácil que el anterior si como buen soldado me alineo a ese aprendizaje...

Si estás leyendo este mensaje y fuiste parte de mi vida en 2017, agradezco lo bueno y lo no tan bueno de nuestros encuentros y/o conversaciones. Tomo mi energía y te regreso la tuya para que tu hagas lo mismo.

Hoy que es el último día del año te invito a reflexionar en la frase que describe tu aprendizaje de este periodo, lo agradezcas, y pongas en manos de Dios tu vida y tu aprendizaje del próximo año. Yo en este momento lo estoy haciendo!

Así sea y así es, porque en el momento que lo agradezco, ya está hecho.

Aurora, 12/31/17

viernes, 11 de mayo de 2012

Ser mamá es lo mas difícil del mundo!


Ser mamá es lo mas difícil del mundo!

Los hijos no vienen con instrucciones, cada uno es diferente al otro, y definitivamente ninguno es una mini-versión mía, aunque curiosamente si podemos encontrar en cada uno de ellos ciertas cosas que nos recuerdan aquello luchamos por desterrar de nosotras mismas!

Cada vez que miro un comercial que dice “para la mejor mamá del mundo” o “eres la #1” o cualquier cosa de esas, yo sé que no soy esa de quien hablan, porque les quedo debiendo tantas cosas a mis hijos, que lo único que puedo decirles sinceramente es que no soy la mamá que ellos hubieran querido, pero si he sido la mejor mamá que he podido ser.

Leí en alguna parte que las almas de los hijos nos eligen para venir a nosotros, y entonces más agradecida estoy porque me eligieron, con todo y mis conflictos y limitaciones, y con ellos he aprendido que los hijos no son nuestros sino prestados, he aprendido a ejercer paciencia, a apreciar sus cualidades como personas, y a entender que mi misión es ayudarlos a encontrar su camino, cualesquiera que este sea y aunque no sea el que yo hubiera elegido.

Creo que lo mas importante que he aprendido es que mis hijos no son extensiones de mi, sino seres independientes que vienen a enriquecer mi vida, y solo ahora entiendo a mi madre y a mi abuela y a las mujeres que vinieron antes de mi, que fueron e hicieron lo mejor que pudieron, y gracias a ellas el camino es mas fácil ahora, porque ellas eligieron ser madres y dejaron de lado cualquier otro rol, cuando ahora tenemos infinitas posibilidades.

Felicidades a cada mujer que ha tenido la oportunidad de ser madre, porque eso significa que tiene uno o mas maestros en casa que le pueden ayudar a ver el mundo a través de sus ojos cada nuevo día!

Como podría ser mejor?

sábado, 2 de abril de 2011

Como me veo, me trato

Que gusto estar de vuelta en este blog que es como mi "Querido diario"!.

Resulta que me había tomado un descansito (cinco meses!) en el que me he dedicado a navegar por el internet buscando todos los recursos gratuitos de MP3 con información sobre manejo de stress, relajación, motivación, autoestima y cosa que se le parezca, pero esto es otra historia y seguramente será pie para muchas entradas al blog en los próximos días y quizá semanas...

Por lo pronto, la idea de escribir la entrada de hoy salio de un curso de "Imagen" al que nos enviaron de la empresa donde trabajo, con un expositor que le gusta tanto su voz que no escucha, solo quiere hablar y hablar... es casi gracioso ver como pide opiniones para inmediatamente saltar sobre quien opida para rebatirle el punto! pero eso TAMBIÉN es tema de otro artículo... y como diría mi maestro chamán: "me quedo con lo bueno y con lo que me corresponde, lo demás lo libero porque no lo necesito". Entonces, esto es con lo que me quedo:

El curso fue sobre imagen, y sobre lo que es profesional y lo que no lo es. El tema principal fue "La gente, como te ve, te trata" y recalcaba la importancia de mantener ciertas reglas para mejorar nuestra imagen, la percepción que otros tienen de nosotros, y como una percepción repetida y compartida se convierte en reputación.

Creo que a las 18 mujeres que estábamos en el curso, lo hablado nos pareció sentido común y tema conocido, así lo dijeron la mayoría al finalizar el curso, sin embargo, por nuestro ánimo casi de manera general, era obvio que la información si bien es conocida, dificilmente es ejecutada en forma consistente, o al menos NO creemos que la ejecutemos correctamente.
En una sola frase: no nos la creemos. Tal parece que nuestra imagen a los propios ojos siempre es peor de la que otros perciben a primera vista... hasta que nos conocen de cerca y los convencemos de que somos peor de lo que ellos creían, y no porque lo seamos sino por lo que proyectamos al estar convencidas de ello.

Tenemos tan poca autoestima que vivimos justificando "la belleza está en el ojo del que mira", "la belleza viene por dentro", o como dice mi jefe "no se puede ser guapo y adivino" queriendo decir que no se puede tener todo y casi siempre decimos que preferimos ser la inteligente que ser la guapa... como si alguien nos estuviera dando a elegir!!

Aquí la pregunta es: y por que no? por que no ser INTELIGENTE y GUAPA?

Yo creo que es porque:
A) no nos damos permiso de tener todo, porque seguimos con un pie amarrado a la pata de la mesa o a la reja de la casa donde crecimos, donde nos dijeron que las bonitas consiguen quien las mantenga, y las demás tienen que estudiar.
b) o será porque no vemos el brillo en nuestros propios ojos cuando hablamos, ni vemos lo divertidas que somos cuando estamos con las amigas o en un tema que nos apasiona, no entendemos que el montón de cosas que hemos vivido nos hace interesantes como personas, como amigas y companieras, y madres, y hermanas,
c) porque permanecemos rumiando las cosas 3 cosas malas que encontramos durante la semana, en lugar de saborear las 17 buenas que el día de hoy se nos han regalado.

Por eso nos fascinan los EXTREME MAKEOVERS, porque alguien externo viene y toma la vida de una persona tan común como nosotros y le invierte y la transforma por fuera, y en nuestro interior soñamos que nos pasa igual y se nos resuelve la vida sin tener que levantar un dedo y sin invertir un centavo. Vivimos en la fantasía del cambio radical de un día al otro, como si fuera posible perder en 20 días lo que nos hemos conseguido en 20 años. Puedes perder un marido en 20 dias, pero nunca 20 kilos!

Asi que desgraciadamente esos casos son los menos, y el resto del mundo tenemos que seguir cargando el cuerpo y la cara que hemos creado con el tiempo, odiando al espejo que ultimamente solo vemos del cuello hacia arriba y eso para asegurar que no hay lagañas o comida entre los dientes, juzgándonos severamente por no ser capaces de decirle "no" a unas galletas o a la segunda ración de carne asada. Odiándonos por gordas y odiando aun mas a las flacas que la genética ha favorecido aunque coman como vacas y luego lloramos que "la vida es injusta".

Efectivamente, la vida no es justa y no hay extreme makeovers sin un dineral invertido, así que si hay algo que aprender de la plática de hoy es que si bien la gente como me ve me trata, más cierto es que YO, COMO ME VEO, ME TRATO y que no hay peor crítico que uno mismo, y que toda la lista de cosas para mejorar la imagen debemos de hacerlas convencidas de que son para agradarnos internamente, porque merecemos el tratarnos mejor, sentirnos mejor, y por lo tanto vernos AUN mejor, lo que seguramente los otros notarán y tendrá un impacto positivo, pero no por lo externo, sino porque el brillo en los ojos al sonreír será más intenso y más sincero, dándole oportunidad al mundo de conocer a la persona real que se esconde dentro de este estuche acolchonado que portamos como empaque.

y, quien sabe? tal vez cuando eso suceda ya no necesitemos escondernos dentro del estuche y matemos dos pájaros de un tiro! Milagros ocurren, yo los he visto.